Con DDEA, los reportes tradicionales dejan de ser el medio para monitorear el desempeño y se optimizan para ser utilizados como la fuente de información y soporte de los Indicadores de Desempeño.

Sin los reportes, la Dirección puede dedicar más tiempo a la toma de decisiones y menos tiempo en extraer la información importante de hojas llenas de datos.